Nuestra Nora ya ha llegado


Hoy hace tres semanas que nació nuestra peque, nuestra hijita preciosa, Nora.
Estamos locos de contento. Por una parte, parece increíble; cuando la cogemos en brazos, cuando la madre le da pecho, cuando empieza a llorar o echa una sonrisita,

cuando duerme plácidamente…

sabemos que es muy vulnerable, que sin nosotros estaría perdida (y ahora nosotros también sin ella), que nos necesita para cualquier cosa y que su única manera de comunicarnos qué le pasa es el llanto. Ha cambiado nuestra vida, la ha cambiado por completo. Pero por otra parte, la transición ha sido muy fácil, como si hubiera estado con nosotros desde siempre. Es una sensación increíble, preciosa y emocionante. Cada vez que la miro, el mismo pensamiento viene a mi cabeza: te cuidaré, bonita, te protegeré, te querré…

Algunas veces, Irune y yo nos miramos y nos decimos: mira qué cosita hemos traído. Estamos felices y contentos. Tengo que poner más fotos en Internet, para que todo el mundo pueda ver a nuestra Nora.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cambio en el blog / Aldaketak blogean

Eguneratzea eta bisita / Actualización y visita

Reflexión